"Si tus acciones inspiran a otros a soñar más, aprender más, hacer más y ser mejores, eres un líder". John Quincy Adams

Busca en este Blog

jueves, 16 de mayo de 2013

Ya lo decía Epicuro: objetivo vital = alcanzar la Felicidad



Si este filósofo de la Atenas del siglo IV a.C. escuchara de alguno de nosotros la famosa frase “el dinero no da la felicidad pero ayuda a conseguirla” no sé si sonreiría o diría seriamente “¡qué poco han aprendido!” 

Ciertamente, ya que el significado de la misma dista mucho de su planteamiento filosófico que ahora, deshidratado e interpretado con un criterio muy personal –espero que los realmente entendidos en el tema perdonen la simplicidad y sean benévolos con las incorrecciones-, comparto con vosotros. 

Para Epicuro el principal objetivo en la vida debía de ser alcanzar la Ataraxia, la Felicidad, un estado de placer sereno, reposado y duradero. ¡Ahí es nada!

Mantenía que:

No sabemos lo que nos hace felices.

      No siempre deseamos lo que necesitamos.        

Al no entender lo que realmente nos hace ser felices buscamos sustitutivos (comprar, tener poder, tener dinero, posesiones…).

 
Epicuro defendía que existen dos grandes bloqueadores que nos alejan de ese estado de serenidad y plenitud no permitiendo por tanto que seamos felices:


1.      Nuestros miedos. Identificaba el miedo al dolor, a la muerte, a los dioses y al destino (cierto que algunos han cambiado, pero hemos incorporado otros igual de limitantes). 

Su receta para minimizarlos -> el TETRAFARMAKON  

-         No hay que tener miedo a la muerte. Mientras vives la muerte no existe, cuando mueras dejarás de existir ¿para qué angustiarse con algo que no existe?

-         El dolor es pasajero y soportable, si fuera intenso y permanente causaría la muerte.

-         Los dioses, si existen, están demasiado ocupados y son demasiado importantes para emplear su tiempo en controlarnos y en estar pendientes de nuestras vidas.

-         El destino no está escrito. Cada uno de nosotros dirigimos nuestras vidas y construimos nuestro futuro.
 

2.      Los deseos/placeres que intentamos satisfacer a toda costa y que él clasificaba en: 

-  Naturales y Necesarios básicos para vivir: comer, beber, ...

 Naturales y No Necesarios, variaciones superficiales de las anteriores: comer bien, vestir bien...

No Naturales y No Necesarios, generados por la publicidad, por  las opiniones de los demás: poder, riqueza…; el obsesionarse con estos últimos es lo que, según el filósofo, nos producirá a la larga dolor en el alma, alejándonos de la ansiada Ataraxia.


Para ser feliz Epicuro proponía una fórmula aparentemente sencilla:

 (A)+(B)+(C)+(D) = INGREDIENTES PARA ALCANZAR LA FELICIDAD, donde:

(A) = Cultivar la amistad, de manera intensa. Compartir mesa y mantel, ideas y temores. Rodearte de personas que quieres y que te quieren.

(B) = Intentar ser libres, no dejar que las opiniones de los demás nos limiten e interfieran indicándonos que es lo que debemos hacer; no permitir que nos generen necesidades superfluas.

(C) = Ser prudentes a la hora de calcular los placeres/deseos que queremos satisfacer y los que es mejor rechazar, para lo que es imprescindible tener clara la naturaleza de los mismos y si la necesidad que sentimos es real/natural o inducida.

(D) = Reservar tiempo para la reflexión/meditación, para analizar desde la serenidad nuestra vida, lo que marcha bien y mal, lo que nos preocupa, lo que tenemos y lo que queremos realmente alcanzar.
 
No parece complicado ¿no?

Pues eso, ¡a poner en práctica estos principios e incorporarlos a nuestro diario! Mal no nos va a hacer y ¡quien sabe!, tal vez alcancemos así, sin darnos cuenta, la Ataraxia, que al fin y al cabo con diferentes nombres es lo que todo hombre busca y pocos alcanzan.

Fuente de la fotografía: http://365palabras.blogspot.com.es/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...